icon-rss-large

www.mecanicaymotores.com

Subscribirse al RSS |








Los frenos de disco

Publicado en diciembre 23, 2012

Los frenos de disco que se presentan actualmente en todos los vehículos, también son usados en motos y hasta bicicletas. Generalmente, este tipo de frenos son instalados en el sistema de frenado delantero, mientras que atrás se pueden ver en casi todas las ocasiones, unos frenos de tambor.

Los frenos de disco, al igual que cualquier otro estilo de frenos, se utilizan para disminuir o detener el movimiento. Este tipo de frenos trabajan mediante la aplicación de fricción y la presión que ralentiza el movimiento de una rueda o la detiene por completo. También conocidos como rotores, los discos están unidos a las ruedas o en algunos casos están unidos al eje (para conocer más sobre los ejes ingrese en este link).

Los frenos de disco se hacen generalmente de materiales cerámicos o de hierro fundido. Ellos son alimentados en diferentes formas, como de manera electromagnética, hidráulica, neumática y mecánica. Cuando los frenos de disco están acoplados, se crea una fricción, haciendo que las pastillas de freno dentro de las pinzas de freno sean empujadas contra el disco.

Los frenos de disco

El uso de los frenos de disco

Esto provoca un movimiento para frenar y puede hacer que la rueda deje de moverse por completo. Estos procesos se producen cuando se aplica presión en el pedal del freno en el vehículo. Mientras que los frenos de disco se han utilizado en los vehículos desde el principio, no eran el tipo más común de los sistemas de freno. Este tipo de frenos fueron utilizados principalmente para los autos deportivos y otros vehículos de alto rendimiento, debido a la mayor demanda de energía de detención en dichos vehículos.

Hoy en día, los frenos de disco son más comunes que los frenos de tambor. También han encontrado usos en equipos deportivos como las bicicletas de montaña. Puesto que hay varios tipos de frenos de disco, ciertos tipos pueden funcionar mejor para ciertos usos, equipamiento o vehículos (ingresando en este enlace usted podrá conocer cómo funcionan los frenos de un vehículo).

Por ejemplo, en las carreras de ciclismo, los discos ranurados o perforados pueden ser preferibles ya que permiten que el aire, polvo, humedad, y el combustible se libere a través de aberturas en el disco. De lo contrario, una película se puede formar en los discos, la cual puede crear un exceso de calor. Esto puede conducir a un rendimiento inferior al óptimo, así como grietas si los frenos de disco no tienen forma alguna de ventilación.

En comparación con los frenos de tambor, hay algunos elementos importantes que hacen que los frenos de disco sean la opción preferida. Mejor resistencia al calor, una mayor capacidad para recuperarse después de haberse mojado, y la capacidad de aplicar una fuerza proporcionada sobre la base de la presión aplicada al pedal de freno son consideraciones clave. Sin embargo, en algunos vehículos ligeros puede haber una combinación de frenos de disco en la parte delantera y frenos de tambor en la parte posterior. Desde que los frenos delanteros suelen hacer la mayoría del trabajo, tiene sentido que los frenos de disco sean utilizados en esta ubicación.

La utilización de ambos tipos de frenos permite a los fabricantes mantener bajos los costos, así como ayudar a crear un sistema más sencillo para los frenos de estacionamiento. El peso también debe ser tomado en consideración ya que los frenos de tambor añaden menos al peso total de un vehículo que los frenos de disco.


¿Te gustó este artículo? Apoyanos haciendo click en Me gusta