icon-rss-large

www.mecanicaymotores.com

Subscribirse al RSS |








Las correas de distribución (correas dentadas)

Publicado en octubre 08, 2012

Las correas de distribución (correas dentadas) se usan para que coordinen los giros del cigüeñal y el árbol de levas dentro de un motor de combustión interna.

Las correas de distribución (correas dentadas), son las bandas de refuerzo de caucho utilizadas para coordinar las vueltas del cigüeñal y el árbol de levas en los motores de combustión interna. La superficie interior de la mayoría de las correas de temporización tienen dientes que se corresponden exactamente a los engranajes de un motor de diseño específico. En los primeros automóviles, las correas de distribución sólo fueron responsables de la sincronización del árbol de levas y los cigüeñales, pero los motores modernos a menudo las utilizan para el accionamiento de las bombas de agua.

Las correas de distribución juegan un papel vital en el mantenimiento de las válvulas y pistones que trabajan en un orden preciso. Cada combinación de la válvula y el pistón se debe empujar hacia abajo en las cámaras individuales en un árbol de levas en el momento justo. Las correas dentadas trabajan para evitar que los pistones y las válvulas de empuje actúen sobre el árbol de levas antes de que haya alcanzado un ciclo completo. (Lo invitamos a conocer qué es un árbol de levas siguiendo este enlace)

Las correas de distribución

Las correas de distribución están diseñadas para durar por lo menos 60.000 millas (96.560 km), pero  algunos diseños nuevos pueden durar mucho más. A todos los propietarios de vehículos se les insta a sustituir las correas de distribución de acuerdo a las recomendaciones del fabricante del auto. Si una correa de distribución no funciona correctamente, todo el motor se detendría y el auto dejaría de funcionar. En un escenario con el peor de los casos, las válvulas y los pistones se pueden chocar en el árbol de levas, llegando a deformarse o romperse por completo. Por lo general hay muy poco aviso antes de correas de distribución, por lo que una sustitución a tiempo puede ser la mejor prevención.

La sustitución de las correas de distribución suele ser un trabajo duro para los mecánicos aficionados. Dichas correas son generalmente inaccesibles, y por ello existe la necesidad de retirar un buen número de otras partes periféricas, como el distribuidor y, posiblemente, la bomba de agua. Las correas dentadas de repuesto deben coincidir con las viejas. Una vez que la correa de distribución en sí ha sido reemplazada, el mecánico debe sincronizar el árbol de levas y el cigüeñal con una luz estroboscópica especial. (Lea también Qué es un cigüeñal)

No es raro que un mecánico sugiera sustituir la bomba de agua al mismo tiempo que se cambia la correa de distribución, incluso si no hay ningún daño evidente. No es un requisito tomar este consejo, pero puede llegar a ser una muy buena idea en el largo plazo. Casi todo el trabajo requerido para reemplazar una bomba de agua ya se ha logrado al reemplazar la correa de distribución. Si la bomba de agua falla después, el mecánico tendría que hacer todos los trabajos que ha se habrían hecho al cambiar la correa.


¿Te gustó este artículo? Apoyanos haciendo click en Me gusta