icon-rss-large

www.mecanicaymotores.com

Subscribirse al RSS |








La combustión interna

Publicado en diciembre 04, 2012

Hoy en día, la aviación general o más aviones privados siguen siendo impulsados por hélices y por los motores de combustión interna, al igual que el motor de su automóvil. Anterior a la combustión interna se usaba la combustión externa, la cual se recuerda en los viejos trenes a vapor.

La combustión interna es, literalmente, la fuerza impulsora detrás de los trenes, aviones y automóviles. Es un método de generación de energía en el que la combustión tiene lugar en una cámara controlada o diferentes cámaras dentro de un motor para generar energía mecánica. Los motores de combustión interna fueron desarrollados en la década de 1800, y son considerados por muchos como una innovación mecánica mayor. Muchas personas usan o se benefician de un motor de combustión interna todos los días si están tomando un autobús al trabajo, usando un generador de gasolina para alimentar una casa, o conducir a la playa.

Hay un número de maneras diferentes para utilizar la energía generada por la combustión interna. En todos los casos, la tecnología implica el uso de una mezcla de combustible y aire para crear explosiones controladas. Las explosiones crean una gran cantidad de energía que empuja un pistón, girando la fuerza de la explosión en energía mecánica que se puede convertir en movimiento, tal como el giro de las ruedas en un automóvil o el movimiento de una turbina en un motor a reacción. Mientras más pistones tenga un motor, más energía se puede generar (ingrese en este enlace para conocer más sobre el desplazamiento del pistón).

Motor de combustión interna

Componentes de un motor de combustión interna

Los motores de combustión interna que utilizan energía pueden tener un gran número de componentes que pueden variar ligeramente, dependiendo de la naturaleza del motor y de su edad. La mayoría de los motores siguen un ciclo de dos o cuatro tiempos, lo que significa que el pistón dentro del cilindro se mueve a través de dos o cuatro posiciones en cada ciclo del motor. Los motores de cuatro tiempos tienden a ser más comunes, y los autos, por ejemplo, utilizan un método de cuatro tiempos, mientras que las cortadoras de césped son comúnmente motores de dos tiempos.

Problemas de la combustión interna

Uno de los problemas con la combustión interna es que genera alta temperatura y alta presión, y por ello los gases de escape deben ser ventilados lejos del motor. Estos gases contienen comúnmente contaminantes generados por la combustión del combustible en el cilindro. Muchos motores tienen sistemas de filtración que están diseñados para atrapar contaminantes, y el diseño de combustión interna ha sido refinado para aumentar la eficiencia y minimizar la producción de dichos contaminantes. Incluso con estas medidas, sin embargo, grandes cantidades de contaminación son generadas anualmente por los barcos, aviones, automóviles, camiones, autobuses y trenes.

Antes de que el motor de combustión interna fuera inventado, la gente utilizaba la combustión externa para generar energía mecánica. Uno de los ejemplos clásicos de un motor de combustión externa es un motor de vapor como el utilizado históricamente para poder mover trenes y algunos tipos de equipo de fábrica.


¿Te gustó este artículo? Apoyanos haciendo click en Me gusta